jueves, 12 de febrero de 2015

Tarta rosa de chocolate para San Valentín - Aida

Pues bien, ya toca estrenar el blog. Y cómo no podía ser de otra manera, considerando que este fin de semana es San Valentín, comparto esta receta llena de chocolate con un toque sutil de frambuesa, corazoncitos y rosa, muucho rosa. 

Esta receta la saqué del blog "Objetivo: Cupcake perfecto", en el que a su vez Alma había sacado la receta de otro blog llamado "Sweetapolita". Sin embargo, decidí modificarla un poquito de la receta que ella planteaba, cubriendo la tarta de un solo color (en vez de varios), rebajando el azúcar de la cobertura (cuando son demasiado dulces no me gustan nada) y sin hacer capas de bizcocho para juntarlas con más crema. Como os digo, tanta crema me empalaga, pero si a vosotros os gusta, bastará con hacer más cantidad o seguir la receta de Alma.

¡Vayamos con los ingredientes!



Para la masa:

  • 200g mantequilla a temperatura ambiente
  • 200g azúcar
  • 180g harina
  • 40g de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 sobre levadura (15gr)
  • 4 huevos M

Para el almíbar:

  • 150ml agua
  • 150ml azúcar
  • 1 cucharadita de aroma de frambuesa

Para la cobertura:

  • 250g mantequilla a temperatura ambiente
  • 150g icing sugar 
  • 1 cucharadita de aroma de frambuesa
  • Colorante

La preparación del pastel es más fácil de lo que parece:

Se precalienta el horno a 180º. Después, engrasamos el molde con mantequilla y tamizamos un poquito de harina para que no se peque y lo apartamos para luego.

Batimos mantequilla y azúcar hasta que la mezcla se integre. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente, sino no se mezcla bien. Si os habéis despistado en sacarla de la nevera antes (la de veces que me habrá pasado a mí...) basta con ponerla en el microondas unos 10 o 20 segundos, para que se derrita un poquito, pero tampoco que quede líquida.

Una vez la mantequilla y el azúcar están bien mezclados, añadimos los huevos poco a poco para que la mezcla no se corte*. Tamizamos la harina y la levadura y lo añadimos. Por último, agregamos el cacao en polvo.
*(Para que no se me corte, lo que yo suelo hacer es alternar: añado un huevo, luego un poquito de harina, otro huevo, otro poquito de harina, y así...).


Una vez la masa ya esté homogénea, la ponemos en el molde que hemos engrasado antes y lo horneamos durante unos 45 minutos o hasta que, al introducir un palillo en el bizcocho, éste salga limpio. 

Durante esos 45 minutos, podemos preparar el almíbar y la cobertura. 

Para hacer el almíbar, ponemos a hervir el agua junto con el azúcar en un cacito. Cuando empiece a hervir, removemos con una cuchara de madera para asegurarnos de que el azúcar esté bien disuelto. Después podemos retirarlo del fuego y añadir el aroma de frambuesa mientras la mezcla líquida se enfría. 

Para preparar la crema que cubrirá el bizcocho, batimos la mantequilla y el azúcar en polvo junto con el aroma de frambuesa. Os quedará con un aspecto blanquecino y de una textura visualmente muy suave. Para esto sí que recomiendo usar un robot de cocina o una batidora u ¡os destrozaréis los brazos! Batimos a una velocidad medio-alta durante unos 4 minutos hasta que quede una mezcla de textura muy suave y pálida. Cuando esté todo bien homogéneo, añadimos un poquitín de colorante sin parar de batir, muy poquita cantidad si queremos que quede un color pálido. Si preferís que quede un color más fuerte, de todas maneras recomiendo echar gotitas poco a poco, esperando un minuto o dos entre una y la siguiente para que la mezcla haya incorporado bien el color.



Cuando el bizcocho esté listo, dejadlo enfriar en una rejilla unos 10 minutos antes de barnizarlo con el almíbar que hemos preparado previamente. Antes de cubrirlo con la crema rosa (o el color que hayáis escogido), dejadlo enfriar como mínimo una hora. Es importante que esté bien frío antes de cubrirlo con la mezcla de color porque ésta está hecha con mantequilla, y si el bizcocho está aún caliente, la crema se deshará y quedará todo perdido. Otro truquito que os recomiendo es que, antes de añadir toda la crema rosa directamente, cojáis una pequeña cantidad y "selléis" el bizcocho para que cuando uséis el resto de la crema no os queden miguitas entre la cobertura que estropeen la textura y el aspecto final.



Una vez lo habéis barnizado con el almíbar y posteriormente cubierto con la crema, sólo quedará añadir detalles si queréis! Yo hice algunos dibujitos con la manga pastelera y añadí corazoncitos comestibles. ¡Todo muy rosa!



¡Espero que os guste la receta y la disfrutéis si decidís probarla! ¿Haréis algo especial este San Valentín y Carnaval?

¡Feliz fin de semana!


Aida

12 comentarios:

  1. He venido a ver vuestro blog. Está muy currado, muy bien explicado y con el paso a paso, que es tan importante. Mucha suerte con este precioso blog. besos Acaramelada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias de parte de las dos! Nos ha hecho mucha ilusión tu comentario!!

      Eliminar
  2. Un blog "recién horneado" por lo que veo.
    Una tarta preciosa para disfrutar mañana.

    Un beso y mucha suerte en la trayectoria!!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias.
    Un beso y feliz San Valentín.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!!
    desde hoy te sigo en tu blog y te invito a conocer el mío http://todoeldiadecompras.blogspot.com.es/
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María! Ahora mismo me paso! :)

      Eliminar
  5. Tu blog promete! te sigo porque no quiero perderme ninguna entrada! te invito a visitarme y aprovecha porque estoy de sorteo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Intentaremos hacerlo lo mejor posible :) Voy a visitar tu blog ahora también!

      Eliminar
  6. ¡Que maravilla de tarta, es preciosa y seguro que deliciosa!

    ResponderEliminar
  7. ¡Que maravilla de tarta, es preciosa y seguro que deliciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queda mal que lo diga yo, pero está buenísima! :) Gracias por el comentario!

      Eliminar
  8. ¡Que buena pinta tiene!
    Te ha salido de maravilla. El tono rosita que ha salido me encanta.
    ¡Un Saludo!

    ResponderEliminar