sábado, 2 de enero de 2016

Pastel de pasas sultanas - Aida

¡Feliz Año Nuevo! Después de tres mesecitos en tierras británicas (¿¡tres meses ya!?), la verdad es que apetecía pasar unos días en casa. Y después de llegar la misma tarde de Nochebuena al más puro estilo "Vuelveeee a casa, vuelveeee...", ver a familia y amigos a los que tanto he echado de menos... He podido echar mano del horno de nuevo! Porque os recuerdo que en Londres estoy sin horno (y a menudo, sin tiempo)... (Lloro). Así que para empezar bien el año, y a pesar de que seguro que esta receta no os ayudará con las comilonas que nos han tocado a todos estos días, he decidido compartir con vosotros una receta perfecta para la hora del té, al más puro estilo británico. 

Esta receta lo saqué del libro "Clandestine Cake Club", que me regaló hace ya un par de Navidades mi madre, y que me encanta. Tiene cincuenta mil recetas, de todos los niveles, y de lo más originales. Os lo comento porque puede ser un buen regalo para pedir a los Reyes, ehem...! :)


¿Cómo preparar un rico pastel para la hora del té?


Ingredientes


  • 185g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 185g de azúcar (cuanto más fino, mejor)
  • 185g de harina con levadura
  • 3 huevos L
  • 125g de pasas sultanas



Elaboración


Lo primero que haremos será precalentar el horno a 180 ºC. Seguidamente, engrasaremos un molde desmontable y espolvorearemos harina por encima para evitar que se pegue el bizcocho a la hora de desmoldarlo.


Una vez tengamos el molde preparado y el horno precalentándose, empezaremos con la receta. Primero batimos la mantequilla reblandecida con el azúcar hasta que quede una masa esponjosa. Por eso, cuanto más fino sea el azúcar, mejor. Como el azúcar glas es muy caro, en casa compramos del normal y usamos un molinillo eléctrico para hacerlo súper fino. 

Una vez tengamos una esponjosa mezcla de mantequilla y azúcar, iremos añadiendo los huevos y la harina. Para ello necesitamos que los huevos ya estén batidos. Mientras no dejamos de batir la masa, añadimos 1 cucharada de huevo seguida de 1 de harina, y así continuamente hasta que acabemos de echar los huevos. De esta manera evitaremos que la masa se cuaje y quedará más esponjosa y suave. 


Después de batirlo todo, quedará una masa pálida y muy suave, de textura muy agradable. Será encontes cuando añadamos las pasas (enharinadas mejor, para que no se hundan tanto al hornear el pastel). 



Repartimos la densa mezcla con ayuda de una lengua sobre el molde y lo horneamos unos 45 minutos o hasta que al clavar un palillo en el centro del pastel, éste salga seco. Desmoldamos una vez esté frío y dejamos reposar antes de servir. Recordad que como más repose, más intenso será su sabor. 



Y una vez esté frío... ¡está listo para ser devorado! Queda una textura esponjosa y la mantequilla le da un sabor inigualable. Si las pasas no os gustan, podéis cambiarlas por otro ingrediente como frutos secos, por ejemplo.


¿Qué os ha parecido la receta?
¿Conocíais el libro del cual la saqué?

Aida

¡Recordad que podéis estar al día sobre las novedades del blog gracias a nuestros perfiles en las RRSS!



13 comentarios:

  1. tiene una pintaza!!!! me encantaria probarla

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu bizcochito, desayuno o merienda de lujo, me parece super apetitoso para estos días de frío con un chocolate calentico. Me lo apunto!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Mmm ... tiene una pinta estupenda.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta deliciosa!! gracias por compartir la receta ;) besos y feliz año

    ResponderEliminar
  5. ¡Me alegro de verte de nuevo por aquí preciosa! Una gran receta la que nos traes y tu compañía lo mejor, sin duda

    ¡Besos mil y feliz 2016!

    ResponderEliminar
  6. Mmm que delicia!y cuanto me alegro de que hayas pasado unos días en tu casa. Bsts y feliz Año 2016!

    ResponderEliminar
  7. Tiene muy buena pinta aunque no me gustan mucho las pasas. Espero que hayas disfrutado de los días en familia :)

    ResponderEliminar