viernes, 5 de junio de 2015

¿Calor? ¡Té helado! - Aida

Esta semana tenía pensada publicar una deliciosa receta de una tarta de chocolate, pero con el calor que hace, sólo podía pensar en cosas frías. Los y las que me conozcáis sabréis que soy una apasionada del té. Haga frío o calor, siempre tengo una buena excusa para tener un vaso o taza de té en la mano, lo cual se lo debo a mi madre, que fue quien me enganchó a este saludable vicio. Y con este calor, pues ¡ya me véis cada día con un vaso hasta arriba de té helado en la mano! Un vicio, sin embargo, que no olvidemos que debemos moderar, como todo: el té tiene teína, es decir, cafeína, e ingerir en exceso (como todo) tampoco es bueno

Hay muchísimas variedades de té, sin embargo las más conocidas son el té negro, el blanco, el verde y el rojo, de los cuales voy a hablaros hoy, dándoos ideas de cómo tomarlos en frío tanto ahora como en pleno verano (aunque ya parezca que lo estemos, ¿no?), cuando necesitamos hidratarnos más que nunca. Además, son una perfecta ayuda para las que estéis "operación bikini" y queráis hacer un poco de detox.

Aprovecho para comentaros que las fotos que utilizaré en este post no son mías (encontraréis en enlace a pie de imagen en "Fuente"), sólo son para que os hagáis una idea de cómo pueden servirse.


Dulces y Cremas
Fuente

¿Cómo preparar un delicioso té helado?


Preparación


Lo más sencillo es calentar media taza de agua un minuto o dos en el microondas y añadirle dos o tres bolsitas del té que vayamos a tomar. Las dejamos infusionar el tiempo necesario y después pasamos ese té concentrado a un envase más grande de mínimo medio litro (a ser posible de plástico, para que no se rompa con el cambio de temperatura), el cual acabaremos de rellenar con agua fría o bien con agua templada y unos cuantos cubitos de hielo. Añadimos azúcar, stevia, sacarina o el endulzante que más rabia os dé a gusto, y ya estará listo. 

Variedades e ideas


Sin embargo, a mucha gente le da pereza tomar té. Pero luego van a tomar algo o salen a cenar y se piden un Nestea, porque les gusta el sabor. La solución es muy simple: haz té, y ponle aquello que más te guste. Las frutas troceaditas en el té son súper refrescantes, y le dan un sabor más dulce y apetecible al té.¡Ya veréis! Aquí os dejo unas cuantas ideas para hacer el té frío más apetitoso:

▲ Té rojo ("Pu-Erh"): este té es muy conocido porque ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, reduce los niveles de grasa y previene infecciones, entre otras muchas propiedades que podéis leer en Wikipedia. Para tomar en frío, éste es mi favorito, sobre todo con limón.

Cuando tengo el té ya infusionado y mezclado con el agua fría y/o hielo, le añado otros ingredientes para darles sabor, como:

  • La piel de una naranja y media ramita de canela
  • Tres gotas de esencia de vainilla
  • Unas pocas hojas de menta fresca
  • Un limón entero pequeño cortado a rodajas 
  • La piel de medio limón con una pizca de jengibre
  • Frutos rojos deshidratados con la piel de medio limón
  • Dos o tres estrellas de anís

Cualquiera de estas variaciones le da un sabor totalmente distinto y mucho más fresco al té rojo. Además, podéis probar mezclando las variaciones que os he dicho, como por ejemplo la piel de una naranja con la de medio limón, o la menta con la media ramita de canela. 


Dulces y Cremas
Fuente


▲ Té negro: el que más suele gustar y, a la vez, el que más variedades suele tener en el mercado, como el famoso Earl Grey (té negro con bergamota) o el English Breakfast (de sabor por lo general más fuerte). A mí me gusta más caliente que frío (porque le añado una nube de leche), pero frío también resulta muy refrescante. Suele tener más teína que el resto de tés y mejora la salud cardiovascular (aunque dicen que la leche contrarresta sus propiedades). Podéis leer más sobre sus beneficios en la web de Culturizando.

Lo que más me gusta añadirle al té negro cuando lo hago en frío es:

  • Un poco de miel, dos clavos aromáticos y la piel de una naranja
  • Medio limón exprimido y unas pocas fresas frescas cortadas
  • Una manzana cortada, media cucharadita de canela en polvo y cuatro granos de pimienta roja 
  • Leche de almendras y un pelín de nata líquida, todo batido
  • Coco deshidratado
  • Una rodajita de limón y unos cuadraditos de sandía

Dulces y Cremas
Fuente (y una "receta" que tengo que probar)


▲ Té verde: Este es mi segundo favorito para tomar en frío. Es bastante conocido por ser usado como tratamiento para la artritis y como prevención del cáncer. Es el tipo de té que más variaciones tiene en China (según la diosa Wikipedia) y de éste se hace el té Matcha, que es básicamente té verde en polvo. Ya os hablaré del Matcha más adelante, en cuanto me dé tiempo a experimentar diversas maneras de probarlo y probar nuevas "recetas".

¿Con qué os sugiero tomar el té verde en frío?

  • Unas hojitas de menta (preferiblemente fresca) y media rama de canela
  • Unas hojitas de menta y un limón pequeño entero a rodajas
  • Medio limón exprimido y unas pocas fresas frescas
  • La piel de una naranja y una o dos rodajas de piña cortadas a cuadraditos
  • Un puñado de cerezas deshuesadas y cortadas por la mitad
  • Media manzana cortada a tiras y unas rodajas de naranja deshidratada
  • Mi favorito: unas hojitas de menta (preferiblemente fresca), una pizquita de canela en polvo, un poquitín de coco deshidratado y tres fresones cortados a trocitos

Dulces y Cremas
Fuente (y otra buena "receta" para té verde frío)


▲ Té blanco: Este té ayuda a reducir el riesgo de diabetes, cáncer y es muy bueno para la piel, entre otros. A pesar de ser el más ligero y con menor cantidad de teína, es de los que menos me gusta, pero seguramente porque a mí me gusta un sabor de té más fuerte e intenso. En frío, sin embargo, lo tolero mucho más que en caliente. 

Algunas de las mezclas que he probado y me han gustado son con:

  • Melocotón deshidratado
  • Medio limón a rodajas y un puñado de arándanos frescos cortados por la mitad
  • Melón a cuadraditos con la piel de una naranja
  • Triangulitos de piña

Dulces y Cremas
Fuente


Además de estas variaciones que os propongo (y las mil y unas posibles a probar entre ellas) para hacer el té menos aburrido, os animo a probar cualquier té aromatizado que tengáis por casa en frío. A menudo los sabores frutales en té están más ricos en frío que en caliente, como las infusiones de frutos rojos o de frutas como manzana, canela o piña (que las hay, y de muchas variedades y marcas distintas).

Los tés fríos, mezclados con frutas y con unos cuantos hielos, quedan maravillosamente servidos en verano en grandes jarras. ¡Y más si hacéis variedades de hielo! ¿Por qué no probáis añadiendo fruta o especias a la hora de hacer cubitos?


Dulces y Cremas
Fuente (y más maravillosas ideas)

¿A vosotras os gusta el té?
¿Lo preferís caliente o frío?
¿Os atrevéis con alguna de mis propuestas?

¡No olvidéis que podéis seguirnos en Facebook y Twitter!

Aida

28 comentarios:

  1. Amo el té helado con limón!
    Que buena idea lo de los hielos!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa siempre vamos faltos de limón por la misma razón, hehe! :)

      Eliminar
  2. A mi solo me gusta el te con limón. No soy mucho de tes ni de infusiones, pero la presentación del te blanco me llama la atención paa probarlo. Aunque aquí pocos días tenemos exagerados de calor. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. umm que propuestas tan fresquitas!! besos y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  4. Holaaa!!!
    por acá también hace tanto calor y eso que estamos en pleno invierno,
    no soy mucho de te, pero me han encantado todas tus recetas!!!!
    ya hice un pantallazo para comprar los ingredientes y ponerme manos a la obra!
    un besito y muchas gracias por la información n.n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayan gustado mis sugerencias!! He compartido las que más me gustan, pero la mejor receta es ser creativa y combinar los sabores que más te gusten! ;)
      Un beso!

      Eliminar
  5. Hace sólo año y medio que tomo té pero me encantan casi todos. Me refiero al blanco, negro, rojo y verde, los que son con sabor a frutas o flores no son muy de mi agrado, aunque hay combinaciones muy interesantes

    ¡Feliz y dulce finde! Ah! nos debes una tarta de chocolate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa igual, pero en caliente. Los frutales o florales en caliente no me gustan nada de nada!! Pero en frío, fíjate tú, me chiflan!
      Un besito!! Y tranquila, hehe, esta semana próxima esa tarta no se escapa!

      Eliminar
  6. La de te rojo me ha encantado, a ver si la hago. Un besito
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
  7. A mi el oté no me gusta pero quizás en frío me resulte más refrescante por lo que lo quiero probar. Aunque yo prefiero los zumos de frutas o agua con limón que también es depurativa
    un beso!
    El tocador de Mia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta el agua con limón, yo creo que alguno de estos tés te gustará. Simplemente usa menor cantidad de té para que esté menos concentrado y verás... Endulzado y con las frutas que más te gusten seguro que te encanta!

      Eliminar
  8. ¡¡Hola Aida!! A mi me gusta el té, pero sólo caliente. Si lo bebo por la noche, tomo rooibos, que no tiene teína y hay algunos frutales que están riquísimos. En frío lo probé una vez, y uff, ¡¡qué asco, ja, ja!! Bueno, ya sé que sobre gustos... Sin duda, la presentación que nos has hecho hoy es fantástica, y apetece muchísimo un té, ya sea frío o caliente. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Heheheh, exacto, para gustos colores!! :) Muchas gracias por pasarte como siempre, Isabel!! Un besazo

      Eliminar
  9. yo me suelo poner también pepino :3 ays me encantan estas cositas!! y lo de los hielos lo haré si o si

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa recomendación no la he puesto porque el pepino no me gusta nada! hahahahha Pero es cierto que a mucha gente le gusta, sobre todo con limón... a lo gintonic! Lo de los hielos ya lo he probado y es la bomba!! Además queda genial si tiene sinvitados :P

      Eliminar
  10. Muchas gracias por las propuestas guapi :) a mi me gusta el té en frió y en caliente así que me viene genial el post! Un besito <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti por pasarte guapi!! Me alegro que te resulte útil :)

      Eliminar
  11. me encanta el té y en verano triunfa en mi casa! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa también, como me despiste, el que he hecho por la mañana ya ha desaparecido a la tarde...! :)

      Eliminar
  12. Me viene genial este post! Entrada directa a favoritos, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ilusión me hace que te guste tanto! Un besazo!

      Eliminar
  13. Yo soy de tomar manzanilla o té rojo en el desayuno. Tengo que probar algún té en frío, porque tienen que estar buenísimos! Me guardo la entrada :D
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la manzanilla no me gusta nada! Pero sólo porque la asocio a cuando me pongo enferma, que entonces es lo único que tomo, haha... El té rojo frío a mí me encanta.. ¡es puro vicio!

      Eliminar